Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted by on Feb 10, 2016 in follar, masturbarse, Parejas, Preliminares, Sexo, sexo oral | 0 comments

Cómo volver al sexo en pareja tras el parto

Hay por ahí quien dice que la llegada de un hijo supone un punto de inflexión en la pareja, a muchos niveles. En lo que al sexo se refiere, no podía ser menos, si la vida cambia exponencialmente, el sexo es normal que se vea ligeramente alterado.

padres-bebe-cama

Pero no tiene por qué ser para mal. No gozar de la libertad que se tiene siendo soltero sin hijos no significa que no se pueda seguir disfrutando del sexo, mucho menos que se deba dejar aparcado. El sexo sigue siendo una faceta muy importante en la pareja y, a pesar de las novedades y los cambios hay que intentar mantener la mecha encendida.

Las mujeres quizás lo sufrimos más porque son muchos los frentes abiertos que se nos presentan.

Tu cuerpo no es el mismo tras el embarazo, te miras al espejo y la sensación de no reconocerte en ese cuerpo puede ser abrumadora. Asoman miendos e inseguridades, “¿recuperaré mi figura?”, “¿le seguiré gustando?”. El parto por bueno que sea deja secuelas, si con suerte tu vagina no ha sufrido probablemente te recuperes más fácil y rápidamente, pero si te has llevado una buena costura de premio la cura de los puntos, el dolor que produce y el miedo a sentir dolor durante las relaciones sexuales una vez curados te hace retrasar más momentos el momento de retomar el sexo el pareja. El período de posparto además es un coñazo y te quita las ganas de todo, no lo vamos a negar.

Para colmo aunque tengas la suerte de que te haya tocado un bendito por bebé el final del embarazo, el parto, el posparto, tener que dedicarte 100% a esa criaturilla que tienes entre brazos te tiene al borde del cansacio, que los pocos momentos en los que puedas acostarte querrás que sea para dormir.

Pero aún así: querer es poder. No te digo que te pongas al tema nada más parir, pero tampoco hay motivo, si estás bien físicamente, para retrasarlo hasta que al niño le salgan los dientes. Todo es cuestión de proponérselo, y para ello nada más que hay que animarse, sobre todo si no quieres acabar siendo protagonista del tópico “los padres no follan”.

pareja-amor-sexo

Si tienes miedo a un posible rechazo apela a la confianza en tu pareja: dile cómo te sientes. Las inseguridades suelen estar sobre todo en nuestra cabeza, y seguro que para tu pareja seguirás siendo la mujer más guapa, atractiva y follable del mundo.

Si no sabes cómo retomar la intimad en pareja empieza por lo sencillo e infalible, casi como si fuerais novios. Una cena, unas velas, un poco de música, crea un ambiente excitante, que invite al sexo y déjate llevar.  Echa mano de tu lencería más sexy, póntela y punto, sin mirarte al espejo para no dar a lugar a que los fantasmas de la culpa y la inseguridad asomen, y hasta puedes animarte con algún juguete sexual.

Si temes de empezar de golpe y sentir dolor en la penetración, id poco a poco. El primer encuentro de pareja tras el parto puede limitarse a suaves caricias, la masturbación, practicar sexo oral y dejar la penetración y el sexo intenso para cuando vayas retomando la confianza de nuevo. Jugar con cremas de masajes, geles o lubricantes además de ser muy excitante te puede ayudar a allanar el terreno. El lubricante hará más sencilla la penetración, sobre todo si tras el parto sientes sequedad vaginal.

Lo mejor que puedes hacer para recuperar el deseo sexual y la confianza es masturbarte. No solo hará que de nuevo te fluya la sangre caliente por las venas sino que te ayudará a reconocer tu cuerpo tras el parto, saber dónde te duele, dónde estás más sensible y dónde más excitable, y toda esa información será un as en tu manga a la hora de disfrutar del sexo en tu pareja.

Aprovecha cualquier momento. Eso de follar por las noches y en la cama está pasado de moda, cualquier momento y lugar -privado, claro- es bueno para aunque sea “uno rapidito”. Además es mucho más difícil dejar a tu bebé a cargo de alguien toda una noche que un ratito durante el día, y por el día hay mil excusas para dejar a tu bebé con alguien, aunque solo sea durante una horita. Podeis echar un polvete mientras la abuela le da un paseíto por el parque, pedirle a tu vecina que te lo cuide unos minutos mientras “haces la compra” -y oye, que luego si eso te vas al supermercado-, aprovechar cuando el bebé duerme, una ducha en pareja, ¿será por ocasiones?. O llama una amiga, que a las amigas no hace falta ponerle excusas y dile “Mary, que tengo ganas de meneo”, verás cómo se ofrece a hacerte de canguro encantada.

Échale imaginación, seguro que si te paras a pensar se te ocurren mil y una oportunidades para tener un momento love. Y ante todo, piensa que tener un bebé no es excusa para no follar, y que si no follaras, no tendrías a tu bebé en brazos. Follar es bueno, divertido y muy sano así que busca el momento y ¡disfruta!.

Sobre 

0 Comments

Trackbacks/Pingbacks

  1. 10 Consejos para estar Sexy con tu Pareja - Ni Ama Ni Sumisa - […] aquella época en la que era joven y tenía tiempo) y pienso en todo aquéllos que hacía antes de…

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *